English English Spanish Spanish

C40: las ciudades como focos claves frente a la crisis climática

Asistimos a la última edición de la Cumbre Mundial de Alcaldes de  C40 (o World Mayors Summit), el evento que reúne a alcaldes de más de 100 ciudades líderes en el mundo para debatir y tomar medidas urgentes locales y globales frente a la crisis climática. ¿Qué están haciendo las distintas ciudades frente a la crisis climática y qué pueden compartir?¿Por qué son tan importantes estos núcleos urbanos?

El mes pasado se celebró en Buenos Aires la Cumbre Mundial de Alcaldes C40, un foro que se organiza cada tres años y que reúne a más de cien ciudades con el fin de debatir políticas públicas para enfrentar la crisis climática y ecológica. Esto no es menor, considerando que son las ciudades las responsables de alrededor del 70% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (IPCC). Mayors de las metrópolis más importantes del mundo, así como también ONGs y representantes del sector privado,  se congregaron en el Centro de Convenciones de Recoleta para debatir temas como una recuperación justa e inclusiva de la pandemia, ciudades de bienestar y la necesidad urgente de financiación para la acción climática.

La apertura del evento estuvo a cargo de Horacio Rodriguez Larreta, Jefe de Gobierno porteño, quien mencionó un plan de la Ciudad para llegar a la carbono neutralidad en 2050. El Foro Urbano Federal, evento que antecedió al summit internacional, consistió en cinco paneles integrados por intendentes de ciudades argentinas, alcaldes extranjeros, especialistas y activistas. Entre lo más relevante, destacamos el reconocimiento de la mayoría de los disertantes de que la agenda climática en las ciudades es algo que ya no se puede obviar, algo así como “quién no quiera sumarse quedará fuera”; el reconocimiento del valor de la participación ciudadana y la complejidad de su implementación; la pérdida de oportunidades de negocios para quienes no estén dispuestos a aggiornarse; las presiones del resto del mundo para el comercio de productos con cálculo de huella de carbono y la plantación de árboles como opción reiterada para su compensación.

Algunos ejemplos de medidas mencionada fueron las de Claudio Orrego, Gobernador de Santiago de Chile, quien subrayó la emergencia hídrica y su plan de implementación, así como la prohibición de agua potable para riego domiciliario y el “derecho a la sombra”, refiriéndose a falta de arbolado en las ciudades; y Daniel Quintero Calle, Alcalde de Medellín, quien detalló la prohibición de venta de autos a combustible fósil a partir del 2035, ambos en el Panel 1: “La agenda climática como oportunidad para el desarrollo”. “Fue enriquecedor ver espacios conformados por actores tan diversos, como Sophie Hæstorp Andersen, Alcaldesa de Copenhague, debatiendo con Raúl Jorge, Intendente de la ciudad de San Salvador de Jujuy” compartió María Gómez Peracca, redactora de la AAP. Las ciudades, además de ser las responsables, en gran parte, de la crisis climática, son quienes más sufren sus consecuencias, los impactos de los cambios. Ellas pueden y deben ser parte de la solución. 

Entre los alcaldes internacionales participantes estuvieron Anne Hidalgo, alcaldesa (París); José Luis Martínez Almeida, (Madrid); Femke Halsema (Ámsterdam); Ricardo Nunes San Pablo); Eric Garcetti Los Ángeles); Eric Adams, (Nueva York); Oh Se-hoon (Seúl) y Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y vicepresidenta del C40, quien sentenció “Unos pocos se están enriqueciendo de forma obscena, pornográfica, a costa de arrasar el planeta y de generar cada día más desigualdad. Cinco países son responsables del 60% de las emisiones mundiales; sólo 20 empresas emiten el 35%”.

Mark Watts, Director Ejecutivo del C40, brindó un informe de mejoras en las ciudades del C40 para mitigar el Cambio Climático pero (siempre hay un pero) remarcó la necesidad de poner metas más ambiciosas y acelerar las acciones. No es suficiente (“We all need to do more and we need to do it faster”). Hay más de 100 ciudades en C40 pero todavía más de 10.000 en el mundo. Hilda Flavia Nakabuye, de Uganda, llamó a la acción con urgencia, “no estoy aquí para juzgarlos, sino para informarles que nos han dejado la responsabilidad de limpiar su desastre a chicas como yo y mi generación, ¿cuánto tiempo seguirán quemando combustible fósil? Me gustaría ver a los alcaldes comprometiéndose personalmente a salvar el único planeta que tenemos y llamamos casa. Los líderes pasan más tiempo en conferencias que llevando adelante acciones”.

A la activista le siguió Sadiq Khan, Alcalde de Londres y Presidente de C40 Cities, igual de rotundo: “No hay una buena razón para decir que la comunidad internacional no pueda conservar su promesa de mantener en 1,5 grados para seguir vivos, aún así, a pesar de los avances de las ciudades, muchas naciones están arrastrando sus pies para comprometerse con la regulación y las inversiones en energía limpia que sabemos que tenemos que hacer para revertir la catástrofe”. Khan anunció la creación del programa “50 millones de puestos de trabajo verde en sectores sostenibles”, en el marco de la transición a una matriz productiva más ecológica.

¿Cómo puede ser que estemos acá comiendo sandwiches plantbased mientras miles de familias se debaten si podrán volver a su hogar al día siguiente?¿Cuánto de lo que se discute en estos encuentros se contempla, profundamente, y se lleva a la acción? 

Para nosotros, la C40 fue una buena oportunidad para estar cerca de tomadores de decisión, escuchar lo que proponen. Nos llevamos información y aprendizaje. Fue positivo verlo en las agendas de las ciudades y municipios argentinos, así como del mundo. Habrá que ver, claro, cuánto de lo que se anuncia se implementa, ahí el desafío.  Un cuadro aparte para Tamara Millan,  estudiante de la Tecnicatura Forestal,  y Agustina Arias, promotora ambiental, ambas de Chubut. quienes fueron postuladas por Amigos de la Patagonia para viajar como parte de la Delegación de Jóvenes Argentina del C40 y poder asistir a un evento de esta magnitud: anotar, compartir y transformar ideas.

No es casual que la cumbre se lleve a cabo a semanas de la COP 27 de Sharm El-Sheikh, Egipto, la Cumbre Anual que realiza la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y que reúne a los 196 países que han firmado el Acuerdo de París (2015), para disminuir la temperatura a nivel global a no más de 1,5°C al 2100, a través de responsabilidades comunes pero diferenciadas de las Partes. En todo caso, es imprescindible que la ciudadanía siga de cerca dichas negociaciones, a fin de asegurar su cumplimiento.

Desde el 2018 realizamos plantaciones en distintos puntos de la Patagonia y en apoyo a la Reserva Natural Pilar.

Crónica de un viaje a nuestro bosque de araucarias

Me fui de viaje con Amigos de la Patagonia a Ñorquinco, al norte de la provincia de Neuquén, dentro del...
Continuar Leyendo

¡Nueva plantación de araucarias en nuestra querida Patagonia!

Entre el jueves 12 y sábado 14 de mayo llevamos adelante una nueva plantación de 3500 Araucarias (o Pehuenes) en...
Continuar Leyendo

Suscribite al newsletter


ASOCIATE

Protegé la Patagonia con nosotros a través de un aporte mensual.

Quiero asociarme
English English Spanish Spanish